Imprimir

ESTATUTOS DE IULV-CA - TITULO VII. ESTATUTO DEL CARGO PÚBLICO

 

TITULO VII. ESTATUTO DEL CARGO PÚBLICO

Artículo 26. Derechos y deberes de los cargos públicos

1. Son derechos de los cargos públicos de IULV-CA:
•    Recibir cuanta información les sea precisa para su acción institucional de los órganos de IULV-CA.
•    La defensa jurídica por acciones derivadas del cargo.
•    Recibir indemnizaciones o salario en función de su dedicación.
•    Asistencia técnica en la medida de las posibilidades presupuestarias y formación permanente para el ejercicio del cargo.
•    Ser elegido para responsabilidades políticas no incompatibles con la acción institucional.
•    Recibir del administrador provincial o autonómico la cantidad que le corresponda por el ejercicio del cargo, según el acuerdo adoptado al efecto por el Consejo Andaluz.

2. Son deberes de los cargos públicos de IULV-CA:
•    Desarrollar el programa electoral y el trabajo institucional en el marco de la política diseñada por los órganos competentes de IULV-CA y cumplir con cuantas orientaciones den los órganos de dirección del ámbito de sus competencias.
•    Defender y aplicar el principio de austeridad, transparencia y honestidad en el conjunto de instituciones públicas en que represente a IULV-CA.
•    Informar y someter a examen crítico, al menos una vez al año, su gestión en los órganos regulares de IULV-CA, en la forma que acuerde el Consejo Andaluz.
•    Cumplir con lo dispuesto en el artículo siguiente en caso de imputación en cualquier clase de instrucción penal.

3. Del total de las asignaciones percibidas por un cargo público (salario, indemnizaciones, dietas), éste retendrá en su propia cuenta las cantidades acordadas por el Consejo Andaluz, debiendo ingresar la cantidad restante en concepto de donación a las cuentas de IULV-CA indicadas por el administrador  provincial o andaluz, según corresponda.

4. Las asignaciones de los Grupos institucionales serán ingresadas en las cuentas de IU  LV-CA indicadas por el administrador  provincial o andaluz, según corresponda.

5. El incumplimiento de estas obligaciones tendrá consideración de infracción grave, y alcanzará la categoría de muy grave en el caso de que la conducta tuviera un carácter reiterativo.

6. Lo previsto en el apartado anterior se aplicará también para los cargos institucionales de elección indirecta, cuando sean elegidos, en primera o segunda instancia, en representación de IULV-CA.

Artículo 27. Suspensión cautelar de militancia.

1. Los cargos públicos de IULV-CA que sean imputados en cualquier tipo de instrucción penal, por actos realizados en el ejercicio de sus funciones institucionales, serán suspendidos inmediatamente de militancia y pondrán el cargo a disposición del Consejo Andaluz, que decidirá lo procedente respecto al cargo en el plazo de quince días. La suspensión cautelar, que respetará en todo caso el principio de presunción de inocencia, tendrá una duración máxima inicial de seis meses, resolviendo su prórroga o no, por iguales períodos, el Consejo Andaluz.

2. En el supuesto de imputación de un caro público por motivos no relacionados con el ejercicio del cargo o de cualquier afiliado por motivos públicos o privados, el Consejo Andaluz, atendiendo a la entidad de los hechos imputados y su repercusión política y pública, resolverá en el plazo de quince días sobre si procede la aplicación de lo dispuesto en el apartado anterior.

3. De toda imputación en causa penal deben los cargos públicos dar cuenta inmediata al Consejo Andaluz.

4. Cuando un cargo público incurra en actuación tipificada como falta muy grave en estos Estatutos, la Comisión Ejecutiva Provincial o, en su caso, la de Andalucía, aprobarán su suspensión cautelar de militancia teniendo además la obligación de comunicar pública e institucionalmente que dicho cargo público no representa a IULV-CA

5. Lo previsto en el presente artículo será también de aplicación a los cargos públicos no afiliados, debiéndose comprometer expresamente a cumplir lo aquí señalado al integrar o aceptar la candidatura o cargo correspondiente.